agosto 31, 2006

In memoriam

Frente a la quinta pared

altar policromo

receptáculo de fantasmas

se han postrado los adoradores

dejando atrás los sueños propios

las fantasías infantiles

que volaban en sillas metálicas

que cabalgaban sobre jirafas bicéfalas

para idolatrar al dios de turno

comulgando sangre hirviente y un pan

agujereado como sus almas.

Templo y cementerio

¿a quién se debe adorar?

en tu espacio ya no entran las nubes

rosadas

blancas

cargadas por un titán andino

bajo tu cielo de estuco

miedos

infamias

odios

muertes

sueños

palabras

ellos

guerras

mundos

sexos

alegrías

sufrimientos

esperanzas

ilusiones

rumbos

se imponen en veintinueve pulgadas.

Infame quinta pared

por tu culpa, tu gran culpa

Kalimán ya no habita en los parques.

1 comentario:

  1. Me ha gustado la poesía hermano. Supongo que tu cuarto no tien quinta pared.

    ResponderEliminar