junio 10, 2007

Minificciones III

En la retaguardia

“Usted, Iriarte, quédese aquí y cave una trinchera de veinte metros”, le había ordenado el sargento antes de partir con el resto del pelotón para intentar retrasar el avance del enemigo. Él, sin dilación alguna, emprendió la tarea con entusiasmo, contento por no haber tenido que arriesgar la vida en la refriega. A medida que avanzaba su labor, llegaba a sus oídos el eco de disparos distantes, confundidos con el griterío aterrador de los heridos. Lamentaba la suerte de sus camaradas, pero, precisamente por eso, disfrutaba cada paleada de tierra.

Al final de la tarde, Iriarte terminó su faena. Salió de la zanja para poder apreciar mejor su obra. “El sargento va a quedar satisfecho”, pensó, creyendo que había cavado una magnífica trinchera; sin embargo, un francotirador se encargó de sacarlo del error: mientras se desplomaba, se dio cuenta que había cavado una desmesurada tumba.

La apuesta

“Dos”, dijo con seguridad y recibió el par de naipes. Sin llegar a desprenderla por completo de la mesa, vio que la primera carta era un rey de corazones. Aunque estaba entusiasmado, su apariencia y actitud no se alteró en lo más mínimo. Levantó apenas un extremo de la segunda carta y descubrió el rey de espadas. Ya no tenía por qué contenerse: volteó sus cinco naipes sobre la mesa y se paró gritando jubilosamente: “Te gané, mierda, te gané”. Su esposa lo miró con indulgencia y suspiró profundamente antes de decirle: “Bueno, pero es la última vez que apostamos quién lava los platos”.

Caso resuelto

Cuando tenía cuatro años, Martina por fin pudo pararse sobre una silla para alcanzar la jaula del canario. Sacó al animal con delicadeza y fue corriendo hasta el baño, donde lo sumergió en el inodoro hasta que se percató que el ave ya no se movía. Luego de un tiempo, le tocó turno al gato; después, al perro, claro que con distintos métodos de tortura. Sus padres, advirtiendo el talento natural que tenía, decidieron alentarla y, sobre todo, profesionalizarla. Así, la inscribieron en una academia de artes marciales, le consiguieron un profesor de esgrima y, cuando tuvo la fuerza necesaria como para disparar con firmeza un arma, comenzaron a llevarla al polígono de tiro para que perfeccionara su puntería. Obviamente, no descuidaron las clases de actuación, pues estaban concientes de que un asesino profesional debía ser un artista del disfraz.

La población, atónita y espantada, se enteró de todo eso cuando la policía reveló los detalles del caso que, tras varios meses de investigación, había llegado a resolver. Con diez años de edad, Martina ya había adquirido los conocimientos necesarios para comenzar a ejercer su oficio. Su padre renunció al trabajo para dedicarse por completo a manejar la carrera de su hija. Sabía que ella generaría bastante dinero y no estaba dispuesto a compartirlo con su esposa; por eso, diciéndole que debía demostrar su frialdad y profesionalismo, le encargó a Martina que matara a su madre y le dio una muñeca nueva como pago. La niña, feliz por la muñeca, aceptó el trabajo sin dubitación y se fue a jugar al patio. Tarareando una melodía infantil, acomodó la muñeca en la canastilla de la bicicleta que su mamá, horas antes, le había dado al contratarla para deshacerse de su esposo. Más tarde, después de un normal y ameno almuerzo familiar, mientras sus padres dormían la siesta, Martina canturreaba “ta, te, ti, ta, te, to, ta, te, tu, el que use serás tú”, marcando el ritmo con los toquecitos que su índice daba a los cuchillos sucios del fregadero...

16 comentarios:

  1. WoW!

    del soldado... me parece una gran forma de morir; feliz por su trabajo... y sin darse cuenta.

    de la apuesta, pues un vicioso para apostar lavar los platos... en mi casa de niño, me decían a mi y a mis hermanas "el último que acabe, lava los platos" y por eso como muy rápido...

    de Martina, aparte de que el Nombre me pone muy Cachondo, siempre por confianzudos en cosas que no están en nuestras manos, se joden las cosas...!! je je, se lo merecían... Pero ella hizo su trabajo, felicidades para ella...!!!

    Y Bueno, la realidad es tan cambiante, que hay que adaptarse no más, sin quejarse ni nada, seguir con esta Realidad... y Modificarla a nuestro antojo... por que se puede...!!!

    -------------------

    Ya Deberías anunciar la farra de San Juan, para las cuotas de las Salchichas y la Cerveza, y para ti dos botellas de Singani Azul...

    PAX:!

    ResponderEliminar
  2. Joder compadre... estamos de humor negro hoy. Comparto. Buena letra.
    Un abrazo desde la bajura.

    ResponderEliminar
  3. La tercera me dio escalofríos. Me hizo pensar que nosotros - como padres - podemos nomás cambiar el destino de nuestros retoños reforzando/anulando algunas de sus inclinaciones. Otras, son innatas y no se pueden cambiar.

    La de la apuesta es mi favorita.

    El soldado: yo también quisiera morir así de repente, de un golpe, como un mosquito, sin darme cuenta de lo que me pasó.

    Te mando un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Realmente no puedes evitar tu humor negro, eh?

    Buenísimos los 3, el primero es bastante predecible, pero muy bueno el pensamiento final del soldado!
    Sobre el segundo en casa hacíamos Piedra Papel Tijera con mi hermano para el turno de lavado, pero siempre existía el 2 de 3 porque nunca nos gustó perder... jajajajaja, así que nunca acababamos de definir a quién le tocaba y terminabamos lavando los 2!!! jejeje =)
    Y el tercero pues... simplemente los padres apoyaron muy ciegamente el talento de una hija que obviamente no podría discernir una decisión tan dura como el asesinato de sus padres... duro, pero buenísimo!!!

    Un abrazo fuerte para ti =)

    ResponderEliminar
  5. Buenas historias.
    - El soldado, como dijo Sakura, algo predecible pero, por lo mismo, uno lee hasta el final.
    - La apuesta, por el contrario no se sospecha que sea una contienda para lavar los platos, buenísima :)
    - El caso resuelto, uhh.. excelente.. me encantan los cuentos en los que el final parece cortado con bisturí de cirujano.

    Andas desaparecido de mi blog che.. ojalá te des pronto una vueltita.. Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Mi favorita es también la de la apuesta, porque yo soy una apostadora profesional, en la u me dedicaba a jugar poker más que a estudiar!! jajaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. yo creo q voy a usar la segunda convinada con la tercera, osea les voy a adiestrar a mis pekes a jugar poker, para q de grandes sean unos expertos y nos saquen de la pobreza llevandoles a jugar a las vegas jajajaja. no mentira!
    Pero concuerdo con Vania, los pekes son nomás en parte obra de los padres...
    Un abrazote Tigre!

    ResponderEliminar
  8. ja! me mato La apuesta...gracioso.
    por otra parte caso resuelto!!! uta sacado del telepolicial en potencia!. abrazo chauu

    ResponderEliminar
  9. Con la tercera quedé un poco afectada...pero para eso fue hecha, no? :)

    Uno y dos también estuvieron bien. Como siempre.

    Besos querido Willy...

    ResponderEliminar
  10. La apuesta se me hace un buen escape y Caso resuelto me recuerda a "diablito para quién trabajas?" x).

    ResponderEliminar
  11. Apuesto por la apuesta.
    Oh me salió un verso sin mucho esfuerzo!!!
    Que ingenioso que soy.

    ResponderEliminar
  12. Jota: Gracias por elcomentario y, sobre todo, por hacerme recuerdo que San Juan ya está muy cerca. Me comunicaré con el Viejo Can para organizar nuestra reunión. Un abrazo.

    Ronaldo: Qué gustazo tenerte por aquí. Ya sabes que cuando llegues a La Paz tenemos que ir a los rincones menos "turísticos". Un abrazo.

    Vania: Una muerte rápida e indolora es lo ideal; lamentablemente, el dolor no es tan importante para el muerto como para los que quedan llorándolo. Un abrazo.

    Ceci: ¿Por qué será, no? Siempre he tenido un extraño sentido del humor, cosa que me ha traído algunos inconvenientes, pues a veces encuentro detalles graciosos en un entierro o un velorio. Un abrazo.

    Albanella:He estado desaparecido de todas partes. Resulta que estoy trabajando en una consultoría para la Corte Nacional Electoral, lo cual me quita lamayor parte de mi tiempo. Pero pronto te visitaré. Un abrazo.

    Gera: Pero lo tuyo no debe ser tan grave;conozco gente que no puede vivir sin apostar, todo el tiempo y por cualquier motivo te salen con "¿apuestas? ¿Cómo es? ¿10 pesos?". Un abrazo.

    Leslie: Mejor los instruyes en el arte de la seducción para que puedan seducir a viejas viudas millonarias, luego tú matas a las viejas y administras las propiedades de tus retoños.Un abrazo.

    Claritssssss: me hiciste recordar que hace algún tiempo dejé a medio escribir una croniquilla sobre el Telepolicial; trataré de ubicarla en el disco duro para terminarla de una vez. Un abrazo.

    Pao: Depende cómo afecta. Pero muchas gracias por el comentario. Otros besos.

    Ifigenia: Tienes razón, de hecho se me ocurrió la historia pensando en eso, que el diablo no sabe para quién trabaja. Un abrazo.

    Pablo: ¡Caramba! Cada vez brota con mayor fuerza la poesía. Gracias, viejito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. la primera historia no se pq me hizo recuerdo a una obra de teatro en la q actue sobre la guerra del chaco

    la segunda buenísima, cago de risa

    la tercera muy al estilo "el profesional" con natalie portman y algo parecido al caso estevez en los unites. buenas historias
    czesc!

    ResponderEliminar
  14. ohhhhhhh compañero, hoy con decisión me he sentado y he dicho le voy a leer a este cholo a ver que tanto postea.

    "La retaguardia" No se si humor negro. Parece una metáfora de la negra verdad. La segunda...no me gustó! le rehuyo a las cosas en pareja jeje, pero si algún día me vivo (o me caso) y tengo líos de lavar platos, me acordaré de vos seguro! jeje

    "La Muralla" mega triste me ha puesto!!!! como haber nos haces eso...pobre tipo, lo peor es que es algo tan verdadero en tanta épocas. He pensado incluso que tal vez encontrarle gusto estético/ético a la música que me gusta es un pretexto pa no dejar que mueran más sueños...jodido pensar eso no? Pero ya ves pues, soy una fundida de la mente. Mega sencilla y súper triste la murallita...

    Y las "variaciones de estilo" algunas medio rayantes, otras muy notables, pero en general, que es admirable el trabajo que le pones a lo que quieres/haces. Bien tirado! Esa es solo una pequeña muestra y es algo que ya te había dicho antes.

    Y eso...dice que van a comer anticuchos en mi exclusivo nombre el 23? y beber puro vino? Bien mierditas también :P. Abrazos fueeeeeertes.

    ResponderEliminar
  15. elperrorabioso15 junio, 2007 12:56

    Estido, despues de leer lo de la Martina ya no dan ganas de tener hijos. Como le das semejante papel a esa niña...
    Aunque pensándolo bien, no hubiese mejor que su papá le encargue matar a su suegra? jejejeje bueno querido un Abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Que kindo, que bonito.

    ResponderEliminar