septiembre 21, 2007

Picardía urbandina



La semana pasada, un urbandino dedos de seda se apropió de mi billetera. No tenía plata y la billetera era ordinaria, por lo que el carterista ha debido quedar bastante frustrado. Al principio, me causó gracia imaginar al ladronzuelo revisando la billetera una y otra vez hasta convencerse de que en ella sólo había un carnet; sin embargo, recién entonces me di cuenta de que me había quedado indocumentado y que, si bien no perdí dinero, tendría que emprender el moroso trámite de renovar mi cédula de identidad.

Hoy me llamó mi prima para pedirme que mañana le hiciera el favor de llevar a su hijo al pediatra, y como la idea no me pareció atractiva, le dije que no podría hacerlo porque iba a tener una reunión de trabajo. Feliz por haberme zafado de ese favorcito, me armé de valor y me dirigí, bastante temprano, a las dependencias de Identificación para realizar el trámite con que se obtiene esa cartulinita plastificada que certifica que existo. Debo admitir que me sorprendí bastante, pues ahora el proceso es más ágil debido a que la Policía Nacional, por fin, decidió modernizarse y jubilar las bulliciosas máquinas de escribir, reemplazándolas por modernas computadoras equipadas con cámaras digitales.

Al darme cuenta que, a pesar de las largas filas, el trámite se estaba realizando con celeridad, calculé que en media hora podría irme a comer tucumanas. Todo marchaba sobre ruedas hasta que me tocó cancelar los 17 pesos que cuesta la cédula; sólo había un cajero, cosa que no habría sido mayor problema, de no mediar una nueva y noble norma: las mujeres con bebés en brazos o aguayos deben ser atendidas con extrema preferencia, de tal modo que cuando el cajero o el oficial que lo custodia notan que alguna dama carga a su retoño, inmediatamente le hacen avanzar hasta el primer puesto de la fila.

Mientras hacía cola, una joven señora, cargando un regordete bebé en brazos, se formó detrás de mí. El niñito resultó ser un coqueto urbandino, pues apenas le dirigí la mirada, esbozó una pícara sonrisa y movió sus manecitas. Obviamente, se ganó mi simpatía de inmediato y comenzamos a comunicarnos mediante gestos faciales. Al poco rato, cuando nuestro diálogo ya era fluido, el oficial de la caja llamó a su madre para que avanzara hasta la ventanilla; no me quedó más que despedirme del pequeñín, apretándole con suavidad el cachete en el que ostentaba un lunar de regular tamaño.

No creo que hayan pasado más de tres minutos, cuando me pareció ver a mi amiguito lunarejo pasando por mi lado, rumbo a la ventanilla, cargado por una señora que fácilmente podría haber sido su bisabuela. “Todas las wawas son iguales”, pensé, desechando mi susceptibilidad. Y me obligué a pensar lo mismo once veces más, pues sólo así podía controlar la rabia que, después de veinticinco minutos de hacer fila, iba creciendo contra la “noble” medida que favorecía a las señoras con neonatos cargados.

Mi paciencia se vio rebasada cuando, al escuchar una risita familiar, me di la vuelta y miré al señor que estaba después de mí sosteniendo al crío del que, media hora antes, yo me había despedido con un cariñoso pellizco. Todos mis esfuerzos por contenerme se fueron al diablo cuando el oficial gritó: “El señor con la wawita, que pase adelante”. “Este no es su hijo”, grité con indignación. “Yaaaaa, qué te pasa, che, estás ofendiendo la honra de mi mujer”, me respondió el muy cínico, y antes de que yo pudiera contra argumentar, el oficial se acercó para decirme, con tono intimidador: “Joven, mejor tranquilícese, si no, voy a sacarlo de la fila”. Colorado de rabia, tuve que quedarme callado mientras el crío pasaba por mi lado sonriendo burlonamente, y apenas pude evitar la tentación de reventarle su horrible y descomunal lunar con un pellizcón de madrastra.

Luego de contar hasta cien para calmarme, me puse a observar bien cuál era la movida. Entonces, después de observar cuidadosamente durante veinte minutos, calculé que en ese recinto sólo había tres bebés, los cuales eran utilizados por distintas personas para poder acceder al beneficio de la nueva norma. Lógicamente, el oficial y el cajero estaban en combinación con las tres madres que cedían a sus infantes por un módico precio, lo cual implicaba que ningún reclamo sería escuchado.

Comprenderán que después de estar una hora en esa fila, ya veía a todo con cara de tucumana, razón por la cual decidí no perder más tiempo y me conseguí un “hijo”. Como ya éramos amigos, entablé el negocio con la madre del lunarejo: “¿Cuánto está la wawa?”. “Diez pesitos, joven; doce con aguayo”. Así, con el crío en brazos, el oficial me hizo saltar la fila y pude, finalmente, cancelar los 17 pesos.

Cuando devolví al bebé, el muy marica estaba chillando como sirena de ambulancia. “¿Qué ha pasado, qué le ha hecho a mi wawa?, me preguntó su madre. “Nada, doñita, se ha asustado porque aquel caballero le ha hecho gestos”, respondí y me alejé rápidamente, antes de que ella se diera cuenta de la hinchazón en el cachete de su hijo.

Mañana, a las 08:30 iré a recoger mi nuevo carnet de identidad. Por eso, llamé a mi prima y le dije que había cancelado mi reunión para poder llevar a mi sobrinito al pediatra. La cita con el médico es a las 11:30, por lo que calculo que, durante tres horas, podré ganar unos 200 pesos para las chelas de la noche.

33 comentarios:

  1. jajaja ay querido estido! jaja me hiciste reir...jaja, no podes hacer eso, lo peor no pueden hacer eso las "madres" con sus niños jaja, pero inteligente de todos no? jaja lo q importa es q al final te diste cuenta jajaja
    q gracioso..
    aca los tramites son asi de morosos y horribles tambien, solo q no he visto eso de los niños todavia (no vaya a ser q se roben la idea luego de leer tu post jaja), pero una sonrisa y una dulce voz acelera el proceso jajaja, a veces.. :)
    bueno espero q te hubiese ido bien con tu sobrino y q hubieses disfrutado de esas chelas..
    saludos y abrazos!

    ResponderEliminar
  2. Y hay que usar a los críos para saltar filas de farmacias, bancos, trámites, tooodo, y si se pueden alquilar, mejor, jajajaja, me hiciste el día!!!

    ResponderEliminar
  3. jajajaja Tendrían que poner un puestito con techito y todo para el alquiler de bebés. Puede ser por hora y para trámites largos poder alquilar también un carro de bebé. Además, poder elegir cual alquilar de acuerdo a una lista de características (por ahí te toca uno demasiado llorón que hace que te saquen de la fila para calmarlo) La persona que lo alquila debería dejar su carnet o algo en prenda para evitar el tráfico de bebés. Por lo visto, buenos negocios pueden hacerse...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. jajaja... y, después de éstas experiencias, quien no termina volviéndose un práctico negociante, si hasta ya se tiene en qué derrochar las ganancias :)

    me hiciste recuerdo, yo ando indocumentada desde julio (se vencieron mi carnet y mi pasaporte)... es bien, en todo caso, andar invisible.

    un abrazo y salud!

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaj querido probablemente usted ha leido por ahi que me dicen chocolindo... fue debido a una experiencia similar a la tuya jejej te dejo el link http://rcs-fuzzy.blogspot.com/2007/06/gua-practica-de-la-corrupcin.html

    No te preocupes querido yo igual le hubiera apretau la broquelona en el cachete en venganza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Pucha viejo... q buenos relatos. Me parti de la risa. En SCZ creo que no existe esa norma y a pesar de la modernización de la carnetización uno sale en la foto con la misma cara de orto que en épocas menos modernas. La prueba esta en la gráfica de arriba... ja ja ja ja. Un enorme abrazo desde Potosí. Voy camino a la ínclita.

    ResponderEliminar
  7. jajajajajajajaja... me hiciste recuerdo a los trámites que tuve que pasar en Diciembre del año pasado... toda una odisea!

    Juntaremos a nuestros sobrinos y les hacemos competencia a los de Identificacion? jejeje

    Abrazos y nos vemos esta noche!!!

    PD: Feliz día de la Primavera, del estudiante, del amor, y de la amistad!!... creo que es la única fecha que conglomera tanto festejo, no? =)

    ResponderEliminar
  8. Yo tengo q admitir q siempre sobornaba a los pakitos 'pa no hacer cola, la última vez fué hace 2 años q fuí a renobar mi carnet en mi visita a la llaj'ta, con 20 bolivianos aki y otros alla el pakito me hizo saltar la cola diciendo "la señorita esta en estado" (pinche paco, x ser "amable" en un ratito me volvio madre soltera) y como no había barriga yo respondía "van a ser 3 meses" asi me evite los malos sabores ..... y olores q te djn el hacer largas colas.... jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. JAJAJAJAJA, ahora todo tiene sentido... la otra mañana q fui tempraaaano a clases vi a unas doñitas corriendo con sus wawas a identificación, bien afanadas y una le decia a la otra "apurate ya no nos van aceptar", yo pense (ingenuamente) que hablaban del carnet, tramite pa sus wawas, etc. pero NOoo! todo se aclaró, jejeje. Sobre la canción de la semana, me quedo con la de Djavan, en vivo, mucho más sentimiento, y es flor de LYS... :P un abrazo nos vemos esta noche!

    ResponderEliminar
  10. p.d. DIA del Médico y del Arquitecto también...

    ResponderEliminar
  11. No, que va, me gusta también el estilo de Ketama, claro que Djavan en vivo es aluci.

    Hace poco más de un mes quise sacar nuevo carnet porque el mío se está "desplastificando" que da miedo y ya parece una lechuga. En medio del trámite el paco me dice que en los archivos no encontraban mi "TPN" (y yo que me puse a pensar en qué fregados es pues TPN, si ni estaba en mis días críticos digamos o-0) Había sido mi Título en Provisión Nacional (Tanto kilombo de papeles en tanto calor, seguro se lo comieron los chulupis). Y bueno, como no tenía ganas de andar durante los próximos 6 años con Profesión "labores de casa", me fui nomás, total mi anterior carnet tiene 3 años más de vigencia.

    Abrazos, querida oveja.

    ResponderEliminar
  12. "Negocio hay en las oportunidades que ves y que los demás no ven" (ciertito no más había sido) jajaja.

    Pero ya siendo un poco más reflexivo, no creo que aquella señora tenga una gran casa y un gran coche. Hay cosas que se hacen no siempe bien, pero si por subsisitr muy a diferencia de los señores de verde, ranas camufladas.

    "Hecha la ley, hecha la trampa". Un gran dicho que refleja alguno de los grandes defectos nuestros.

    Siempre un placer.

    ResponderEliminar
  13. JAJAJA Eso no es explotación infantil. Apenas es un cohetillo, asi que a seguir haciendo filas con hijos en brazos.

    ResponderEliminar
  14. ...jajaja ..miej oiga...
    llegue un poquingo tarde no???
    .. pero igual.. no queria irme sin saludar... y claro... contar q por reirme tanto, desperte a mi hermana y me put(o)... jajajajaja
    valio la pena...
    creo q ya lo han dicho todo!!...
    uff.. me ha hecho acuerdo q tengo q hacer el tramite para mi titulo de bachiller...hace tres años q esta pendiente...
    ...saludos... de...la_flaka

    ResponderEliminar
  15. Qué cago de risa!!!! Espero que mi trámite sea sencillo. Ya me toca en noviembre. Y bueno, últimamente escucho cada experiencia referida al tema, que me está medio inquietando el hecho de aproximarme las instalaciones de Identificación... TE veo en la noche. Besote.

    ResponderEliminar
  16. De retorno hacia nuestras moradas después de 23:30 minutos de Encuentro, la verdad es que el Estido me dijó: -Mirá que tenía que ir a recoger mi carnét. A lo que yo anaonadado manifesté: ¿Acaso no era cuentito y de ficción?

    Casi me saca la infundía al hacerme entrar en razón de aquel recuerdo tan verdadero. Miechi che, que es cierto cuando Ceci y Clarits dicen que solo la realidad supera a la ficción.

    Hasta la noche.

    ResponderEliminar
  17. jaaaaaaaaaaaaajajajajajaja
    carajo q tienes contra los q tenemos lunares en la cara!
    jajajajajajaa
    ay me rei a carcajadas... esto me quito el mal sabor de viajar 20 horas en flota ayer...
    en fin... nos vemos mas tarde

    ResponderEliminar
  18. siempre un gusto leerlo con los dientos medio amarillos al aire y la mirada de los franceses que trabajan en las oficinas de a lado. Jajaja

    ResponderEliminar
  19. Oi, achei seu blog pelo google está bem interessante gostei desse post. Gostaria de falar sobre o CresceNet. O CresceNet é um provedor de internet discada que remunera seus usuários pelo tempo conectado. Exatamente isso que você leu, estão pagando para você conectar. O provedor paga 20 centavos por hora de conexão discada com ligação local para mais de 2100 cidades do Brasil. O CresceNet tem um acelerador de conexão, que deixa sua conexão até 10 vezes mais rápida. Quem utiliza banda larga pode lucrar também, basta se cadastrar no CresceNet e quando for dormir conectar por discada, é possível pagar a ADSL só com o dinheiro da discada. Nos horários de minuto único o gasto com telefone é mínimo e a remuneração do CresceNet generosa. Se você quiser linkar o Cresce.Net(www.provedorcrescenet.com) no seu blog eu ficaria agradecido, até mais e sucesso. (If he will be possible add the CresceNet(www.provedorcrescenet.com) in your blogroll I thankful, bye friend).

    ResponderEliminar
  20. Weno creo que es la realidad de nuestro pais, creo que pronto veremos la "asociacion nacional de alquila BB's" y Miss and Mr. BB alquilados.

    Con todo esto pensar en ir a renovar el carnet da dolor de cabeza.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. En que blog publica esos cuentos ganadores de premios y no sus jocosas anécdotas???

    Saludos...

    ResponderEliminar
  22. Hay q hacerse de un wawa ¿no?, pero uno propio, cosa q te vas al lugar de los trámites, te sientas con un letrero onda "se alquilan wawas para agilizar tramites", así te haces de unos mangos para la chela o minimo para una tucumana... Q buena idea che, lo voy a popularizar por estos lares, saludos...

    ResponderEliminar
  23. mmm, creo que ya le conseguí pega a mi hijo, pero mejor me apuro porque matias va a cumplir tres pronto y ya no me van a creer que tengo que cargarlo....

    saludos

    vero

    ResponderEliminar
  24. Disculpe señor Estido dejese de falsedades e imposturas. Acabo de sacar mi carnet de identidad y no hubo ni wawa, ni norma que me coarten.

    ResponderEliminar
  25. Disculpe señor Estido dejese de falsedades e imposturas. Acabo de sacar mi carnet de identidad y no hubo ni wawa, ni norma que me coarten.

    ResponderEliminar
  26. q payasada, jaja, yo pensaba llevar a una viejita, pero si ya alquilan wawas, creo que está más mejor.

    ResponderEliminar
  27. Te cuento que luego de reir a carcajadas con tu relato, me acordé que entre las vicisitudes de la vida cuando me tocó renovar mi C.I. tuve que pagar el costo adicional para que los pacos de la paz certifiquen a los pacos de santa cruz que soy boliviano. ¿Te imaginas? para los pacos de santa cruz no tiene valor el documento que me dieron los pacos de la paz. Entonces tuve que pagarles un bono para que puedan hablar por teléfono y esperar el fax que certifique que mi carnet de identidad es bueno. Luego inicié la segunda parte del trámite. Bueno por lo menos a partir de ahora los pacos de santa cruz ya me creen que soy boliviano. Menos mal que en los bancos no hay pacos cajeros sino ya me veía pagandoles la llamada telefónica para que pregunten desde santa cruz si me podrían pagar mis cheques o no?.

    ResponderEliminar
  28. Por si acaso te aviso que vivo en santa cruz desde las 7:59 de la mañana del 26 de diciembre de 1993.
    Lo del relato de las llamadas y faxes me ocurrió en identificación de Santa Cruz.

    ResponderEliminar
  29. Hoy es sabado, 10:56am, no trabajo, pero estoy en la universidad para distraer la mente vagando por internet. Vivo en Italia, y debido a mi trabajo generalmente leo publicaciones científicas (que aburrido dirán algunos, si...lo es!), pero PICARDIA URBANDINA me transportó en el tiempo a esos dulces días en Bolivia, cuando era niño y leía con la habidez que leí esta historia que refleja la picardia propia de nuestra cultura y la capacidad de un escritor de transmitirla al resto. Felicidades.(rojasvidovic@unina.it)

    ResponderEliminar
  30. estaba renegando hace un momento y decidi leer algunos blogs.. lei el tuyo.. y ya veo .. ya se me paso mi enojo.. jaaaaaaa pues que empute lo de la wawita.. en si.. el carnet te costo 27Bs..
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  31. jejejeje, señor... y cómo saliste en tu nuevo carnet? con la sonrisa pícara de un pellizco justiciero?

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Jajajajajaja, oye qué bueno el cuento y ha abierto posibilidades financieras a mi vida. Ya estoy llamando a todas las amigas que tienen wawitas chicas para que armemos la competencia: "Wawas certificadas, no lloran, son dóciles, recién cambiaditas, k'aras o indígenas a elección".

    ResponderEliminar