septiembre 11, 2006

Solamente muero los domingos...

Armando Palomas comienza su canción "El charro atravancao" con: "Los sábados, sin ti, parecen lunes".

Violetta, protagonista de "Diablo Guardián", dice que "enero es como un lunes largo".

Sui Generis termina "Lunes otra vez" entonando: "lunes es el día triste y gris de soledad".

Mi abuela, con su particular sentido gramatical y sintáctico, decía: "Como quiera que fuese que sea, no hay peor día que el bendito lunes".

Y claro, todas esas aluciones negativas respecto al primer día laboral de la semana encuentran prueba irrefutable en las ojeras de los funcionarios públicos, el mal humor de los estudiantes, la falta de fútbol, la lejanía del viernes...

Sin embargo, a pesar de tanta prueba, no entiendo el porqué de tanta animadversión contra el lunes. Será quizás porque el día que más odio es el domingo; y no sólo por traumas infantiles relacionados con la sagrada misa, sino porque, patológicamente, todos los domingos, sin excepción (y si la hubiera, confirmaría la regla), la depresión viene a visitarme. Qué digo a visitarme, ¡a joderme! A enredarme en pensamientos masoquistas, a negarme como ser, a evidenciar mis temores, a denunciar mi soledad, a denigrar mi escritura, a pulverizar mi autoestima e, irónicamente, a recordarme que estoy vivo y en esta realidad.

Por tanto, el lunes representa para mí la salvación, la luz al final del tunel (qué cursi). Amo el lunes, casi tanto como el viernes, poco más que el sábado, porque, en resumidas cuentas, tal como canta Sui, paradójicamente, "solamente muero los domingos, y los lunes ya me siento bien".

5 comentarios:

  1. Sumale al desequilibrio químico de los tóxicos en la sangre, que te cortaron el cable, que no tienes un mango, que hace frío y que son las 6 de la tarde de un domingo largo, líneal, absurdo...te entiendo absolutamente, el día rojo del almanaque es el más negro en mi sangre...
    Por cierto, recuerdas ese capitulo de Diablo guardían, ese enero sin un peso, donde violetta se encierra a comer y jugar play station?

    ResponderEliminar
  2. Sí, me acuerdo. Y también me acuerdo de que ella odiaba las navidades tanto como nosotros los domingos.

    ResponderEliminar
  3. No grito vivan los lunes, pero te apoyo que los domingos son los peores. Y si te gusta citar canciones, solo me queda decir "friday I'm in love...", y justo hoy es viernes!! otro dia te escribo algo que tenga q ver con los dias de la semana. Gracias por comentar en mi blog, ya nadie lo hace..

    ResponderEliminar
  4. De nada; más bien gracias a ti por el consejo. Ya me sacaré tiempito para ver la pelicula y leer el libro.

    ResponderEliminar
  5. Me has hecho recuerdo a esa charla sobre el silencio de los domingos y que puede que sea el causante. Tiene bastante sentido, porque todos los feriados los siento como domingos. Algo que nunca me logre explicar es porque me despierto deshidratado los domingo, por mas que no haya chupado la noche anterior

    ResponderEliminar