octubre 13, 2006

¡¡¡VIERNES!!! (Vieeerneees, viernes y te vaaaas...)


Dicen que la fe mueve montañas; nunca he sido testigo de tal prodigio, pero que el alcohol las mueve, es innegable. Por eso, después de pasar una noche maltratando el hígado, es bueno tener a mano una foto del Illimani para cerciorarnos de su forma, esa que desapareció horas antes, cuando, mirando al norte, casi me suicido al percatarme que la majestuosa montaña había sido devorada por la tierra, y gritando como loco, “¡temblooooor, tembloooor!”, inicié una histeria colectiva que terminó cuando un parroquiano menos ebrio estiró su dedito, como E.T., apuntando hacia el sur, donde, inamovible desde siempre, estaba el macizo de piedra, correctamente ataviado con su poncho blanco. Luego, el comedido se fue, conducido por un chofer casi infante, en una bicicleta voladora que cruzó el Illimani para perderse de a poco.


Pero lo de la fe no es chiste. Es más, yo le tengo fe ciega al trago, en especial al ron, para curar cualquier malestar. Y, ojo, nunca me ha fallado; desde una gripecilla hasta la fractura de alma, el buen alcohol ha funcionado mejor que jarabe Krusty, dejándome “chalinga”, por lo menos unas horas. Ahora ya no me curo tan a menudo, pero cuando iniciaba mi tratamiento jueves, aplicando los respectivos refuerzos viernes, sábado y domingo, espontáneamente, un viernes de gloria, antes de comenzar las libaciones, solemnemente me paré y, pidiendo silencio, honré al trago con una sentida oración: “Roncito, no soy digno de que entres en mi cuerpo, pero un solo trago tuyo bastará para sanarme”. Así, muchas veces he salido curado de varios boliches.


Una recomendación: al recogerse, jamás deben hablar con extraños, pues a veces, los extraños son muuuuy extraños. Como ese tipo que estaba trepado en un poste, “estoy trabajando”, diciendo, con el que charlé casi dos horas hasta que los primeros rayos del sol le cortaron la lengua y le derritieron el alma. Entonces, recién me di cuenta de que el extraño era un muñeco que, a guisa de espantapájaros, había sido colgado en un poste para ahuyentar a los ladrones. Avergonzado por las miradas curiosas, me fui rápido de ahí, no sin antes gritarle al extraño: “cojudo, mirá los calores que me has hecho pasar”.

Al volver a casa, antes de intentar simular sobriedad con padres, esposas, parejas o amigos imaginarios, realicen el siguiente test:



Y recuerden: “Si bebe, no conduzca”, pero si lo hace, por favor recójame del Manga a las 7:00.

18 comentarios:

  1. alcohol,la noche,figuras extrañas y atemorizantes,alucinaciones,conversaciones con aquellos fantasmas,La Paz...¡JAIME SAENZ¡

    ResponderEliminar
  2. juajauauauuajauajuajua que joder che.... por suerte tengo mi illimani de bolsillo está en mi living room en tamaño 30 x 15 hecho por un hipie alteño que lo saco de su retina sin mirarlo... en mi LPZ tengo otro de mayores dimensiones rodeado de cortapelos... que joder che... como duele amanecer con 25 grados y con el horizonte abierto sin mi illimani cortando la imagen, bueno ... que delca tu charla con el cuate jajaja y tu oración no la sabia yo nomas le challo a la pachamama para que me cuide y esa noche no me asalten y si me asaltan que me dejen mis documentos (una mierda es ir hasta lpz a sacar CI) y si me asaltan y me roban que no me violen pues esito nomas tengo en la vida ... jajajajaj


    amanecida escuchando atajito, gaston peñaloza vila a 30 grados y siguen sumando las petisas chocas (LAS LATITAS PACEÑITAS SON PUES NO PIENSEN MAL, CERVEZA, PACEÑA, EN LATA, DOS QUINIENTO, BIEN BARATO POR SER EXPORT.. ) y sin entender que hago acá jajajaj


    che y el test... yo a la mina la veo con 6 ojos que sera no???

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, maestro!!!
    Te va llegar una invitación para pertenecer a un club privado/selecto.
    Salud!
    Copa-ñeros, hasta la última gota! Mueran los maracos de alcóholicos anónimos!!!

    ResponderEliminar
  4. cuates borrachines, es indudable lo

    ResponderEliminar
  5. puta aprete enter sin querer..decia es indudable lo que el alcohol produce, uniones intensas, amistades de sangre, cofradìas en torno al vaso.
    Yo tambien recurria al tratamiento de 4 dias de ron, pero ultimamente hasta dos nomas clasifico..
    Ayer desperte y abri los ojos despacito y dije, mierda todavia puedo ver, conclusion que el metanol del manga no me jodio tanto y de que las dos chotas esas de san miguel que me mamaron 2 jarras en el manga y resulto que habian sido de San Miguel y una por cierto la amiga de la Ex del rondeldia y que por cierto se llamaba como mi ex.
    Lo mas chistoso fue ver al Villegas relatando en el equi con dos cuarentonas delante su chia de 24 que rondaba furiosa alrededor y la tipica, la Xime con su linternita con su pinta de guardia privado pero con su sonrisita tan sexi y el Torres hablando de sus años mozoz en Lapsus a diestra y siniestra que luego acabo abandonado a su suerte en el Manga.
    Bueno por ahora a lavar el higado para que este listo pal jueves y a tomar un Neuryl pal tistapi
    Salud y seco...

    ResponderEliminar
  6. Jajaja. Como dice el Papirri cuando le piden una frase que sintetice al paceño: "Con pasado mañana, son dos días que no chupo".

    Hollbruck: Estas "profundizando" la joda. Al Saenz lo dejaremos tranquilo, suficiente tiene con que el Ganja le este profanando la tumba para robarle sus herramientas.

    Jodido, Ron, yo ya viví eso, amanecer sin montañas. Pero, bueno, lo importante es que aquí o allá, hasta el momento tienes el arco invicto, pero cuidado con los autogoles...

    Ya pues, Marco, que no sea sólo promesa. Espero la invitación.

    Ganja, tienes suerte que no fueran pildoritas. Hay varios que se creen personajes paceños, aunque nadie, ni ellos mismos, los hayan inventado. En fin, de todo hay en la noche urbandina.

    ResponderEliminar
  7. Ya me dio ganas de conocer el famoso Manga. En Diciembre me paso por la hoyada unos días y con tan bello motivo voy a conocer el famoso boliche. Chau.

    ResponderEliminar
  8. Pucha...que jodido se pusó el manga el finde...yo no clasifique, le entré a la canturreada nomás (y eso que no se me da, aunque luego del séptimo vino, no paró de pedir las warmis!). Eso si, espero no me encuentres a las 7 en el manga, si clasifico hasta esa hora lo más seguro es que te diga: si apenas son las 7!!

    Un abrazo post-findero

    ResponderEliminar
  9. Hey!...ni por que el amigo estaba trepado en un cartel que decía "ILUSIÓN" caíste en cuanta??...tenías el trancazo...no?.

    Ten cuidado con esa invitación de Marco, si es el club del que me hablo...cagaste!...tal es el pedalin que pillan, que "terminan" diciendo/haciendo cosas que ni quieren y ni sienten...no? querido terrorista? ja ja aj

    ResponderEliminar
  10. Bueno, ya que está por el manga, que me recoja del Fin del mundo y nos lleve a comer riñoncitos, no ve? yaaaaaaaa. Q payaso eres che, te pasas.
    Sergrito

    ResponderEliminar
  11. Avisa nomás, Cápsula, aquí tendrás varios guías.

    Vero: Cuando la Yoli y la Conie regentaban el boliche, yo despertaba a las nueve de la mañanan y ya había chcichita para seguir la joda. Ahora no se puede, ya no es lo mismo.

    Ro: Cómo me iba a dar cuenta, si la luz del poste me encandilaba; además, el tipo me dijo que estaba trabajando, precisamente, colgando letreros.

    Bueno, Sergrito, yo paso los riñoncitos; no están dentro de mi dieta.

    ResponderEliminar
  12. una simpática bloguera17 octubre, 2006 08:37

    eres un cago de risa, man. que no se acabe tu fiesta

    ResponderEliminar
  13. jajaja que cómico, confundir al muñeco con una persona jjajaa.
    Yo no bebo, tampoco deseo alguna vez emborracharme, y eso que mis abuelos eran de una región en la que fabricaban vino y singani, allí en el sur de Bolivia, jaja con mis hermanas se rompió la tradición familiar.
    Pero lo que si deseo, es ir algún día a ver y conocer el Illimani, hasta ahora solo lo vi por fotos, y porque mi viejo me dice que no debo morir sin conocer bien Bolivia, y La Paz es uno de los lugares pendientes de conocer.
    Muy linda la foto me hacen dar ganas de conocer esa majestuosa montaña.

    ResponderEliminar
  14. No sólo es lindo, el Illimani es mágico. Cuando lo conozcas comprenderás lo que te digo.
    ¡Fuerza!

    ResponderEliminar
  15. yo era un hincha ferviente del ron en todas sus formas, tamaños, colores, sabores y precios... pero nada che, que la edad comienza a hacer esTRAGOS en mi vilipendiado higado (cuasi pate).
    Ahora el ron es para curar resfriados nomas, que para los males de mas adentro (digamos esos que joden pero no matan.. q solo los giles mueren de amor) he virado el norte hacia el pisco (la joda es que el singani se le parece tanto) y otros menos higadoasesinantes.
    Suerte la mia tons, que gracias a que las veces que me quedado como uva de vino en la ciudad del Illimani pues estaba bajo techo, que si no!!! aca en mi ciudad los edificios me tapan los cerros, jodido... igual y ya no manejo cuando chupo, porque Kit se sabe el camino de regreso a la perfeccion, pero los putos policias no me creen!

    salud!

    ResponderEliminar
  16. Por eso, tienes que buscar una mujer que tenga compatibilidad sanguínea contigo, porque uno nunca sabe cuando se podrá necesitar un transplante...

    ¿O sea que había tenido cerros Lima? Realmente, los edificios los tapan; cuando yo fui, cemento nomás veía. Linda ciudad, sólo que muy grande.

    ResponderEliminar
  17. y ademas, q tenga compatibilidad chupistica q es terriblemente importante.

    Tiene sus cerros Lima, ahi escondidos pero los tiene, si te vienes de nuevo x aca te enseño los cerros pues, q yo a la ciudad del illimani ya fui tantas veces q perdi la cuenta (8? .. bueno, x ahi van)

    ResponderEliminar
  18. Jajaja, sin duda le pasa a muchos...
    Que Dios bendiga al alcohol, sin él no tuviéramos excusas para enojarnos de vez en cuando y hacer unas "vacacioncitas"...
    Y bueno, es un producto tan usado, que ya le han atribuído beneficios de todos los tipos...
    No hay que hacerle, es divertido.
    Saludos...

    ResponderEliminar